3.11.12

La imposición de fiestas ajenas

Halloween ha sepultado a Todos los Santos que cuenta con el respaldo de la iglesia católica. Así desde el cine y las series de televisión de Yank (*) ha sido impuesta una fiesta de la que no se tenía noticia hace 40 años, con todas sus secuelas comerciales y mentales.
Piense quién lo lea en unos europeos disfrazados de africanos o en unos nativos australianos disfrazados de ingleses.O en unos apaches disfrazados de rostros pálidos. Esta es el comportamiento, ropa y maneras de unos aún españoles de carnet afectados por un sometimiento cultural tan pleno que ya apenas nadie lo nota.

(*) El país sin nombre, porque llamarse como su continente es como si en Europa una nación se llamara Europa.