31.12.07

Menú de Año Nuevo

Se me ha estropeado la pizza que tenía guardada para cenar, menos mal que los pastelillos de boniato que compre ayer tienen el 26 de enero como fecha de caducidad. Por cierto que la ignorancia amplía sus dominios sin cansarse, por aquí (en el Ponto) se ha perdido la palabra pastelillos para las masas dulces, nombrandose todas como empanadillas ¡masas saladas! Distinción entre pastelillos y empanadillas de la que es incluso capaz mi madre a sus años y estado.

27.12.07

Ciencia y ficción

Estoy leyendo "Los viajes de Tuf" de George R.R. Martin, ya he pontificado en otro lado que la ciencia ficción es la única literatura usaca... También estoy leyendo una recopilación de artículos de Antonio Palomero, muerto justo antes de la Gran Guerra. Asimismo una tesis doctoral sobre "Censura y represión intelectual en la España franquista". De alguna otra novela que sostengo sobre las rodillas tendré la caridad atea de silenciar su título.

19.12.07

Más sobre enlaces

Los enlaces son como los libros de una biblioteca, hay que tenerlos a mano y en la cabeza.
Todos los enlaces son validos para un escritor que esta siempre aprendiendo.

16.12.07

Una mirada desde la oscuridad

La lejanía de la industria cultural convierte a todos los que escribimos en provincias, siendo la provincia la certeza de la ausencia de una industria cultural, en unos subproletarios de la escritura, con independencia del estatus social o de las editoras institucionales que existan en la provincia que habitemos.

Y siendo unos escritores sin público, público como redundancia de compradores de libros, la propia actividad de escribir es un acto gratuito.

Aproximadamente el mismo acto gratuito que consiste en disparar al primero que encuentres al salir de tu portal a la manera surrealista. Solamente que se dispara con un libro regalado, tanto da si uno mismo lo regala o por medio anda una institución.

Así que un escritor en provincias lo que lleva adelante es un regalo de su expresión, su desnudez anímica que antes ha elaborado de la mejor manera posible. Y sin esperar a un lector, aquí viene a cuento aquello de dejar de esperar es dejar de temer, sino sencillamente por preservar la voz sobre el papel.

“Un paracaidista envuelto en llamas” traspasa un dolor de cabeza a las palabras que firmadas alcanzan un valor salubre cierto. Así llevan a la paradoja de que un acercamiento al nihilismo, como un cometa que no se detiene, reconduzca de nuevo a lo sociable de la vida.

15.12.07

Nuevo libro

El jueves pasado, día 13, me entregó Max los libros impresos de "Un paracaidista envuelto en llamas". Por cierto que quedé con él en que escribiría una solapa para ponerla junto con la portada en liberlibro.com

10.12.07

El punto de vista

El propio punto de vista es la intersección de una X (mejor tumbada) un inmenso camino ha acabado en cualquiera de nosotros, ahí estamos, que constantemente vemos abrirse otro inmenso camino ajeno por delante.

Un parpadear constante de la realidad, nuestra subjetividad es a la vez foco y pantalla. Hay que recordar que vemos tantas imágenes por segundo del ahí fuera.

La misma concepción del mundo, unidad del punto de vista, supone compartir la misma realidad. Requisito indispensable para transformarla.

3.12.07

Solamente se tiene...

Sólo se tiene lo que se da. Al menos intelectualmente.
Acabo de hojear un libro sobre el cine de los sesenta. Unas cuantas de las películas no las he visto, muchas sí. En una de las que no he visto se incendia una casa un día que nieva, salvan de las llamas a un hombre pero como tiene frío lo vuelven a acercar para que se caliente...