31.1.08

Allá lejos y hace tiempo, mayo de 1998

El folleto procede de que encontré unas hojas grapadas, a mano en la portada: "Lectura de poemas. Petit Palais- Falla S. Juan- 1974 Albacete" con algunos poemas juveniles.

Desde Valladolid con amistad

Francisco Bonal García
Con amistad de dos carriles ya que contiene un poema dedicado a Francisco Pino, un poeta vallisoletano.

Otra vez adelante con la poesía

Francisco Bonal García
Separata del "AB Diaro de Bolsillo", supongo que al menos 500 ejemplares.

26.1.08

Presentación de "Altamar", 1996

Francisco Bonal García y dos amigos
"Poeta es el que planta cuando se hace leña del árbol caído": Javier Gómez Bleda, entonces editor del "AB Diario de Bolsillo" y pagano de la edición.

1976, además de literatura

Francisco Bonal y...
Busque a ...

En 1975, sosteniendo un árbol


El parque fue nuestro centro de reunión, libre y sano. Además facilitaba las conversaciones y la lectura.

II semana de cultura


Poco antes de las primeras elecciones a ayuntamientos y diputaciones, contra el viejo régimen.

II semana de cultura (3)

II sema de cultura (2)


Al grupo de teatro "Abraxas", único entonces y con mucha y buena gente, mi agradecimiento.

II Semana cultural (y última) 1


Fueron los componentes del grupo "Ecos" los que ayudaron en las cuatro jornadas. Hubo cartel y salimos en la televisión.

25.1.08

Y hubo otra al siguiente año

Al menos hubo otra semana de la cultura, próximamente en sus pantallas.

Programa de la Semana de la Cultura, 1978/6


No recuerdo cuantos de los autores de "Reventando las sombras", que fuimos diez, se presentaron.

Programa de la Semana de la Cultura, 1978/5

Programa de la Semana de la Cultura, 1978/4

La mesa redonda fue memorable, lástima que no asistiera un taquífrafo.

Programa de la Semana de la Cultura, 1978/3


Hay una errata, pusieron una "y" en lugar de una coma entre vosotros y vosotros.

Programa de la Semana de la Cultura, 1978/2


Aquí se aprecia nuestro entusiasmo.

Programa de la Semana de la Cultura, 1978/1


1978 se abrió con la I semana de la cultura que también fue pregonada en un impresionante cartel del mismo color y consistencia que el programa de mano de 20x20 cm.

24.1.08

Mitad de una vida, 1997

Francisco Bonal
Al que leyere



Ha pasado mucha agua bajo los puentes, y no toda limpia, desde que comencé a ordenar las palabras con el ánimo de transformarlas en metáforas, desconocía que lo serían, mayormente, de mi vida.
(...)

Algunos poemas


De octubre de 1995 es la edición de "Algunos poemas" como separata del "AB Diario de Bolsillo". Decía en su página dos:

"... Sabemos ciertamente a nuestra costa que aramos el mar y sembramos la arena, sin embargo... hay algo que nos hace vivir sobre la oscura tierra (...) Esto es la poesía."

22.1.08

ALTAMAR

Francisco Bonal
Con un prólogo de Antonio Matea Calderón y un prefacio de Javer Gómez Bleda, el editor del "AB Diario de bolsillo".

EL QUE VELA

A Francisco de la Torre

Con cansado aliento,
con desdén por el peso de las cosas,
sin lamentarse de su desventura,
la misma estrella seguía.

21.1.08

AZAR

Francisco Bonal




Aunque su edición tardó muchos años los poemas son de 1980 y fueron una despedida de A***, precisamente por azar.

Poema XXX

Desciende a buscar
al destino,
llámalo de vuelta.

20.1.08

Lo que trato subiendo fotos y portadas

Es curioso lo que sucede con el uso de algunas verbos que en principio son antónimos, si hubiera puesto: "Lo que trato bajando fotos y portadas"; cualquiera entendería lo mismo que con "subiendo".
Se trata de entregar para conservar, dar para no perder.

VERMEER, 1994

Francisco Bonal García
Desde P.O.E.M.A.S. y gracias a Rafael Marín se publicó este homenaje a Vermeer.

En un río de ceniza, 1993


Fragmento del poema XXVII

(...)

he querido ir contracorriente;

leal a lo que vale un hombre, un tiempo;

en la muerte sólo medirán nuestro paso.

A finales de 1981

Al viento. Francisco Bonal
El ejemplar esta recuperado de una baja de un "Club de recreo".

Poema XIII

Te caes alrededor de mí,

pongo las manos que me quedan sangrando,

tú estás ahí, al lado,

desprendes de un gesto sonrisas que me apagas en el rostro

no quieres, por favor no vuelvas la vista adelante.

Y las aves sin dueño, Madrid 1980

Y las aves sin dueño, Madrid, 1980
Agarramos las tablas,

como naúfragos

hasta que un no

nos vuelve a hundir

y lo más duro,

la esperanza,

nos volverá a sacar a flote

para volver a hundirnos.

Este es su primer poema.

Fue un amigo, J.R., quién pagó la edición, 30.000 pesetas.

19.1.08

Primera salida en solitario, abril de 1978


Quinientos ejemplares en cuatro cajas llegarón a la casa de mis padres. Debía a una Caja de Ahorros 35.000 pesetas a pagar en cómodos plazos. Vendí unos 350 a 100 pesetas persiguiéndo a cualquiera al que conociera un poco por calles, actos culturales y manifestaciones.
Por cierto, que ni gozo ni fiesta, aunque fuí capaz entonces de citar a Marx en un poema casi de amor a una alicantina.

13.1.08

En una charla sobre política cultural

Francisco Bonal







Dando una charla en un instituto sobre la política cultural institucional y sus alternativas.

Mesa redonda sobre el tebeo en el Ateneo

En una mesa redonda sobre el tebeo.

"Y las aves sin dueño"

Abelardo Sánchez y Francisco Bonal
Presentación en el Ateneo, junto a su presidente, del libro de poemas "Y las aves sin dueño" editado en Madrid y cuyo coste de 30.000 pesetas pagó un amigo muy cercano entonces.

El otro recorte de 1974, el año de las maravillas

Francisco Bonal entre Damian y Guillermo, Antonio Belmonte y Maximino Soriano
Maravilla, suceso o cosa extraordinarios que causan admiración. Mejor, por maravilla, rara vez, por casualidad.

12.1.08

Divino tesoro...

Francisco Bonal

Estoy en la vivienda de unos amigos, en un piso alto. En una pared del estudio hay pegado con chinchetas papel de embalar, de mi mano escrito este poema nocturno.


Si es cierto que la mar contiene rocas

que su risa trae nuestro silencio

que la muerte es un rincón añorante

que el jardín da sangre

que el volar da alas

que un corazón no cabe en un cristal delicado

estaré convencido de la bondad del mundo

tal como no es ni será por dioses hecho.

El autor de poca edad con otros dos poetas

Maximino Soriano, Guillermo González, Francisco Bonal
En la rivera de un río, explorando una vivienda abandonada.

La poesía no muere (del mismo recorte)

"La poesía no muere" es el titular, sigue diciendo el diario "Pueblo" que tres jóvenes poetas escriben, publican y financian su obra.
(...)
"No muere la poesía, al contrario. Y A*** es buena prueba de ello, individualmente y agrupados en leal camaradería, anteponiendo su ideal."

Un viejo recorte de periódico con tres poetas

Antonio Belmonte, Francisco Bonal, Maximino Soriano

10.1.08

Mi madre en 1954

Juana García Gascón

He encontrado en manifiestodelsigloxxi.blogspot.com/

Luego de casi un siglo, desde que se implantó la jornada de ocho horas, la productividad de los seres humanos se ha cuadruplicado o quintuplicado, como resultado del avance de la tecnología. En los últimos 20 años, la revolución de la informática ha permitido duplicar la productividad. Eso significa que usted, yo y todos los trabajadores del mundo estamos produciendo cada vez más. Pero ese fabuloso aumento de nuestra producción no beneficia al ser humano, sino solamente al capital, que busca obtener con ello más utilidades.
A nosotros, los que vivimos de nuestro trabajo, el beneficio que se nos concede por producir cada vez más es... prolongar nuestra jornada de trabajo.
Mediante una ofensiva mundial, el capital ha logrado hacer retroceder los estándares laborales a niveles del siglo XIX. Con los programas de reestructuración empresarial que incluyen despidos, presiones y amenazas, tercerización, deslocalización de las empresas, precarización de los contratos de trabajo y demás artimañas, se está obligando a la gente a esclavizarse en jornadas de trabajo de doce, catorce o dieciséis horas. En algunos casos lugares está reapareciendo la esclavitud (estamos hablando de esclavos verdaderos, es decir, personas encerradas en galpones de los cuales no salen nunca, que trabajan de lunes a domingo y que duermen y toman sus escasos alimentos en esos mismos lugares), para vergüenza de la humanidad.
En medio de este panorama sombrío, sin embargo, hay una respuesta posible, que permitiría reenrumbar la historia, conquistando para los seres humanos el tiempo libre, que bien nos hemos ganado después de tanto esfuerzo: la huelga mundial por la jornada de cuatro horas.
¿Suena utópico, difícil, demasiado optimista? Pues ya se hizo en el siglo XIX, cuando, por la lucha de los trabajadores, se logro reducir la jornada, desde 16 horas, hasta diez. Y en 1919 se conquistó la jornada de ocho horas. ¿Por qué no podríamos nosotros hacer un movimiento mundial por obtener la cosa más sensata que puede desearse, y que, de paso, eliminaría de un plumazo el desempleo (calificado por la OMS como la plaga del siglo)?
Si en el siglo XIX se pudo vertebrar un movimiento de alcance mundial, ¿cómo no va a ser posible hacerlo hoy, cuando contamos con la más poderosa, extensa y horizontal red de comunicación que jamás haya existido (es decir, internet)?

8.1.08

Presencia

Proyecto de un manifiesto significando la presencia, aún, de la generación literaria de la transición a pesar de manto de silencio (abstención de hablar sobre nosotros) con el que se nos nadifica.

6.1.08

Pensamiento del día

No puedo censurar al sujeto (expuesto o propenso a algo) puesto que es lo único que me queda. Sin "cosas" el yo es el único bien propio (característico, peculiar) e incluso natural, no postizo ni artificial.

5.1.08

He terminado de enviar el "Año Uno" 83 u 84

Para el próximo reúno materiales literarios y gráficos.

1.1.08

Vaya entrada del año

Como para irme en una nao a descubrir las Indias.