18.6.12

Parece que

la pantalla del ordenador, y no digamos la telepantalla, es una quemadora de cerebros. Cada vez que me pongo delante olvido lo que iba a poner aquí. Curioso. ¿No?

No hay comentarios: