3.9.16

Caralibro 12

Reitero que España es un país pequeño y dependiente, inmerso en un proceso de aculturación que parece imparable debido a que nadie lo quiere percibir. Debo señalar que cada idioma tiene un reconocimiento distinto de la realidad. El bilingüismo es un período de sustitución de un idioma por otro.
 
Dijo Francisco de Quevedo:
"¡Ah de la vida!" ... ¿Nadie me responde?

No hay comentarios: